DIVORCIO

En Pensilvania, un divorcio es el proceso mediante el cual se termina legalmente un matrimonio y los activos y deudas matrimoniales se distribuyen a cada cónyuge. Una acción de divorcio comienza con la presentación de una demanda en el Tribunal de causas comunes por un abogado calificado en divorcio. Además de solicitar que el tribunal disuelva el matrimonio, la queja también puede incluir reclamos que involucren los siguientes temas:

  • Distribución equitativa (división de activos matrimoniales);
  • Manutención de los hijos;
  • Manutención conyugal / Pensión alimenticia / Manutención Pendente Lite / Honorarios de los abogados; y
  • Custodia de los niños.

Es importante contratar a un abogado de divorcios de inmediato porque, debido a la naturaleza del proceso de divorcio, es posible perder su derecho a la propiedad o la pensión alimenticia si no presenta sus reclamos de manera oportuna. Además, aparte del evidente impacto financiero, un divorcio también puede consumir mucho tiempo. En el caso de que uno de los cónyuges se niegue a firmar una declaración jurada que consienta el divorcio, la ley de Pensilvania requiere una separación de dos años antes de que el cónyuge que no coopera deba responder. Christopher C. Straub, Sandra Edwards Gray, Jeffrey C. Murse, Albert J. Meier o Gerryanne P. Cauler son abogados con experiencia en divorcios de Lancaster que adaptarán una estrategia a sus circunstancias específicas y luego trabajarán con usted para alcanzar el resultado correcto.